top of page

El venezolano que peleó en la Primera Guerra Mundial



-Jhon, vacílate esto, ¿Me crees si te digo que hubo un maracucho alemán en la Primera Guerra Mundial?


-¿Cómo es la cosa?


-Se trata de Carlos Otto Meyer Baldó, hijo de una alemán que había venido a Venezuela a trabajar con el café y de una colombiana de ascendencia gocha. Nació en Maracaibo y vivió allí la mayor parte de su infancia, luego se mudó a Caracas por poco tiempo antes de que mudarse a Alemania con toda su familia.


En 1914 estalla la primera Guerra Mundial y se enlista para en el ejército, pero al principio no lo querían dejar por latino. Peleó un tiempo en el frente, pero luego se cambió a la aviación. Se convirtió en un duro de la época y logró varias hazañas que le dieron la Cruz de Hierro por sus méritos de guerra.


-O sea, el bicho era cabilla en el aire.


-Burda, tanto así que lo designaron instructor de la academia alemana, pero luego de que se acabara la guerra regresó a Venezuela donde conoció al hijo de Juan Vicente Gomez y fue parte de la fundación de la fuerza aérea venezolana.


Gómez incluso le financió un viaje a Estados Unidos para aprender lo último en tecnología de aviación y que trajera todos esos conocimientos al país.


En 1933 estaba haciendo un vuelo de prueba o exhibición sobre Maracay y el avión no aguantó el jamaqueo. Se estrelló en lo que hoy es la Avenida Las Delicias de Maracay.


Su muerte fue un revuelo, incluso la noticia le llegó a Hitler, quien envió una comisión para dar condolencias.


-¿Tu me estás diciendo que si en una película de guerra aparece un venezolano no estaría del lado de los buenos?


-Bueno, si está pilotando un avión ta complicado.




4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page